lunedì 10 luglio 2017

Crema (fría) de lechuga y cebolla tierna


La lechuga es la reina de las ensaladas, sin embargo, existen otras opciones para disfrutar de este delicioso vegetal.
Esta crema fría, refrescante, depurativa y baja en calorías, es una gran opción para mantenernos hidratados y nutridos en los días calurosos.
De todas formas, al tratarse de un producto que encontramos durante todo el año, la crema de lechuga también se podrá disfrutar caliente.


CREMA (FRÍA) DE LECHUGA Y CEBOLLA TIERNA

INGREDIENTES:
  • 3 lechugas medianas
  • 3 cebollas tiernas (cebollas frescas)
  • 500 ml de caldo de verduras casero
  • 2 cucharadas de pan integral rallado casero
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta recién molida
  • nuez moscada recién rallada
  • sal

ELABORACIÓN:

1. Limpiar y lavar las hojas de lechuga y cortarlas en juliana (en rebanadas finas).

2. Picar las cebollas y pocharlas en una olla con tres cucharadas de aceite ove.

3.  Agregar la lechuga y el caldo caliente y dejar hervir a fuego medio durante 15 minutos. Retirar del fuego y dejar enfriar.

4. Escurrir la lechuga cocida dejando el líquido de cocción en la olla. Reservar dos cucharadas de lechuga para adornar y echar el restante al vaso de la batidora. Batir hasta obtener una textura homogénea y cremosa.

5. Poner el líquido de cocción otra vez al fuego  y agregar el pan rallado, cocer a fuego lento durante 3-4 minutos removiendo con frecuencia. Agregar la lechuga batida y mezclar bien.

6. Sazonar al gusto con sal, pimienta y nuez moscada. Dejar hervir a fuego medio durante algunos minutos más.

7. A la hora de servir añadir un poco de aceite ove por encima y adornar con la lechuga previamente reservada.  Acompañar con unas rebanadas tostadas de pan integral o multicereal. 


---------   ---------
ENTRADAS RELACIONADAS:
 


MIS REDES SOCIALES:  Facebook   -  Instagram  -  Twitter  -  Google+